7 Principios experienciales

Ante la saturación de la publicidad tradicional, el marketing de experiencias tiene al consumidor como el eje central. Mana de técnicas y estrategías propias de la conversación personal y está basado en la interacción humana, siguiendo los siguientes principios:

  1. Debe suponer un beneficio para el consumidor

Las campañas de marketing han dejado de ser un medio para convertirse en un producto en sí, que la audiencia elige en función de su beneficio. Primero la empresa tiene que decidir cuál es su papel en el mundo (puede tener conocimientos, historia, pero siempre se debe plantear ¿Qué hago yo aqui? ¿Quién se beneficia de mi?). Debemos ser una marca unida a una causa y nuestro marketing debe reflejar ese hecho, dando ese valor y orgullo a nuestros clientes cuando interáctuamos con ellos.

hombre-de-negocios-dibujando-una-grafica_1133-295

2. Debe comunicarse a través de un dialogo personal

               Personalizando la experiencia de marca nos diferenciamos de la poco imaginativa competencia y generamos una “transformación”. El consumidor queda encantado, emocionado e inspirado. Su percepción de la marca se transformara porque el mismo consumidor queda transformado.

Nada que ver con las campañas de muestras dadas por desmotivados trabajadores temporales, un buen embajador de marca debe estar formado, motivado y ser profesional y sociable, no sólo “vende” sino que participa en “la vida de las personas” y recoge una información cualitativa que no se puede obtener por otros medios.

3. Debe ser auténtico

                 Para llegar a sitios no convencionales (mente de los consumidores) tenemos que romber barreras a través de métodos no convencionales, llevando por bandera los principios del marketing de guerrilla: alerta, movilidad y ataque, siendo más esto un estado mental que un ejercicio táctico.

coleccion-de-escudos-hipster_23-2147509844

4. Debe implicar a la gente

                  El producto debe salir de la pantalla, de las páginas e interactuar con el consumidor. Así es como éste entendera y recordara el mensaje.

Una forma de hacerlo es a través de un evento de marketing. Una forma de construir relaciones y establecer conexiones con la marca de un modo relevante, divertido y no intrusivo. En lugar de ver un anuncio de 30 segundos, el consumidor está dispuesto a invertir ¡14 minutos¡¡¡. Otras claves son que se desarrolla mejor opinión en el público cuando se patrocina eventos locales que nacionales, cuando estos se realizan en centros comerciales (más que en situaciones con grandes estímulos, como conciertos) y enfocados a la electrónica para ellos, y en moda para ellas. Además se valora mucho que se pueda participar e interáctuar con un embajador de la marca.

5. Debe dar poder a los consumidores

                  Es esencial entender el poder inherente del consumidor. Hoy, más que nunca, gracias a Internet, los mercados se han democratizados y están compuestos por individuos bien informados e interconectados, que prefieren marcas con las que se pueden expresar y dejar una impresión. Ahora el mercado está convirtiendose en un foro organizado donde la generación de valor la hace el individuo en un proceso de co-creación del mismo producto. Incluso de su marketing y de los canales de comercialización. Ya las empresas no tienen clientes, sino socios.

concepto-de-exito-empresarial-con-el-hombre-de-negocios-y-las-flechas_1407-298

6. Debe establecer las comunicaciones en los momentos y lugares donde el consumidor esté receptivo

                   La empresa debe buscar maneras de “dar vida a una marca” de forma que el consumidor comprenda mejor el marketing que está teniendo lugar en espacios físicos y temporales en los que el consumidor esté especialmente abierto, como en centros comerciales. Mención especial destacan los publijuegos, donde el público busca interactuar con la marca en un entorno lúdico o las tiendas pop up, donde buscar la tienda es ya una experiencia en sí.

7. Debe utilizar tácticas y enfoques innovadores 

                Igual que se aplica la innovación en la línea de productos, hay que aplicarla al marketing y la publicidad. Esa innovación debe siempre incorporar la experiencia del consumidor y no se debe basar únicamente en la tecnología, sino en la aplicación de esa tecnología al actual contexto cultural, económico y social en un paísaje mediático completamente nuevo, cuyo mayor cambio radical ha sido el aumento de la importancia del consumidor.

burbuja-de-texto-wow_1017-8312

En conclusión, ya en el 2000 el guru del marketing Kevin Roberts, propuso que el mundo del marketing empezase a concebir las marcas como lovemarks, es decir, “marcas que crearan conexiones emocionales genuinas con las comunidades y redes sociales en las que participasen”. Conectando la marca con su empresa, inspirando lealtad irracional y perteneciendo a la gente que las aprecia. Ya las marcas significan demasiadas cosas para mucha gente y los profesionales de vanguardia del marketing se concentran en atraer  masas de consumidores por medio de experiencias, para darles así el protagonismo que se merecen.